sábado, 21 de junio de 2014

[Reseña #16] Hard To Love, de Kendall Ryan

Cade siempre ha tomado riesgos…
Cade cuida de su hermana pequeña enferma, haciendo lo que mejor sabe hacer— participar en la lucha de jaulas y protagonizando películas para adultos, su nuevo y descabellado esquema para hacer dinero diseñado para pagar los crecientes gastos médicos de su hermana. Pero cuando su última actuación termina con él en la sala de emergencia luciendo una erección del infierno, gracias a la pequeña píldora que le dio el director, él no puede sacarse de la cabeza a la bonita enfermera que le atendió, incluso aunque sabe que ella está tan fuera de su liga que debería ser ilegal.
Alexa siempre ha jugado a lo seguro… Cansada de ser encasillada como la dulce, inocente y trabajadora estudiante de enfermería, Alexa ha estado buscando maneras de salir de su imagen de niña buena. Cuando su amigo le sugiere la extravagante idea de perder su virginidad con la sexy y sin duda experta estrella del porno, Alexa está mortificada. Pero cuando Cade rechaza su proposición, se encuentra molesta y avergonzada. Cuando ella le sigue la pista para recriminarle, no está preparada para lo que se encuentra. El verle cuidar de su hermana pequeña hace que le dé un tirón el corazón, y de repente ya no se trata acerca de perder su virginidad, sino de ayudar a Cade. Porque que el Señor la ayude, en realidad podría estar enamorándose de una estrella del porno…


Me arriesgué con este libro. Me arriesgué, no por el tema o lo que pudiera contener porque, después de 50 sombras, ya nada me sorprende, en lo que a lo sexual respecta. Sino que me arriesgué a pasar por la misma experiencia otra vez. Lo sé, esta novela no es erótica, pero sí tiene sus escenas.
Me pareció que fue acelerada. Pensé lo mismo de 50 sombras: una virgen de veinte y tantos, de repente conoce a alguien y listo, virgnidad evaporada. Seamos realistas. Si una chica espera hasta los 21 para perder la virgnidad, es por una de dos razones. 1. Quiere que sea especial, y por eso va a pasar bastante tiempo para conocer al chico correcto. 2. Espanta a los chicos, de la manera que sea. Lo cual me hace pensar que esperar 21 años para tirarte encima del primer chico que se te cruce, y que mágicamente sea el indicado con el que vas a pasar el resto de tu vida...
Es poco lógico, por no decir demasiado. Gracias, Simba y Nala, por la representación de mi cara.
El por qué me llamó la atención la sinopsis fue más que nada por el asunto de la hermanita. Sí, lo admito, lo otro también, pero lo nuevo e interesante de esta historia es esa parte, la hermanita. 
Por más que no tenga vital importancia en la historia, me gustaron los nombres de los personajes. Son nombres a los que uno no está acostumbrado y llaman la atención.
Una parte de mí quiere romper con esa imagen de la Pequeña–Señorita–Buena, hacer algo loco. Conseguir experiencias mientras estoy todavía joven. Quiero decir, ¿es eso tan malo?
Las escenas "hot", pongámoslo así, se me hacen incómodas. Y no por mi edad ni mucho menos. Se me hacen incómodas porque me transmite eso. Es como si la escritora, cuando tenía que escribir una, la escribiera riéndose de la ridiculez que hacía o se tapara los ojos para no imaginarse semejante cosa (que no es tan grave, al fin y al cabo). Sentí que la autora no estaba cómoda escribiendo algo como eso y, por lo tanto, yo no estaba cómoda leyéndolo.
Es corto, lo cual hizo que lo leyera en un par de noches. Sí me provocaba no querer parar de leer para saber qué pasaba después, pero el sentimiento sobre todo el libro no es bueno.
No digo que no lo lean, pueden intentarlo, pero yo no lo volvería a leer. Queda en ustedes decidir si abstenerse de esta novela, o leerla y encontrarse con un 50 Sombras De Grey super envainillado (si es que existe esa palabra, y sino, ya la inventé).

Puntuación: 2/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...