lunes, 18 de agosto de 2014

[Reseña #32] His Eyes, de Renee Carter

¿Cual es manera más probable de encontrar el amor? De niñera. O, al menos que seas Amy Turner. Amy está a punto de graduarse del bachillerato cuando encuentra el anuncio para cuidar niños por el verano. No tenía idea de en que se estaba metiendo. Su nuevo trabajo era para "cuidar" a Tristan Edmund un sexy, y rico chico de su edad... que recientemente quedó ciego. Tristan no está interesado en aceptar su ayuda. O eso es lo que él piensa.

Desde que perdió a su padre y quedó ciego en un concurso de salto de caballos, Tristan pasa el día en la oscuridad, negándose a aceptar su discapacidad. Para su disgusto, Amy lo arrastrará a la vida y de nuevo a la luz. Pero cuando los dos empiezan a ver algo en el otro, la hermosa ex-novia de Tristan aparece ¿Será demasiada la tentación, o Tristan será capaz de escoger a la única chica que realmente lo ve?

Amor y caballos, ¿qué más se podría pedir? Estas fueron las dos cosas que más me llamaron la atención de la sinopsis. Aunque, claro, es imposible no notar el hecho de que nuestro galán es ciego. Punto bastante importante.

Me pareció interesante la manera en que los protagonistas se conocen. Nadie imaginaría que un chico/hombre de 18 años necesitaría una niñera, pero lo hace. Por eso mismo es que Amy aparece y ¡BAM! historia comenzada.

No es una historia que necesitara demasiadas explicaciones por lo que me parece que el largo del PDF fue el justo y necesario, AUNQUE sí pienso que el agregado de la novia fue muy poco real. Al menos en mi opinión porque no creo que una persona sea tan extremadamente superficial e idiota. No habría estado de acuerdo si el personaje de la novia no hubiera existido, pero tampoco me gusta demasiado la manera en la que fue desarrollado. Me dio la impresión de que a los personajes le faltaban un poco de ese algo que nos hace amarlos. No tenían esa chispa que tanto atrae. No eran huecos, pero no estaban totalmente ¿llenos? No sé bien cómo describirlo, pero no los sentí completos. Y eso no sólo fue con los personajes principales, sino con todos. Ellos, la novia, la madre, los hermanos, los padres de Amy, todos. A todos les faltaba ese "algo" que los hace ser ellos. Eso sí, sí me gustó que la madre de Amy fuera hippie, se me hizo cómico y un punto con el que me pude identificar hasta cierto límite.

La trama es simple, corta, un tanto cliché y lo único que la hace diferente de otras novelas son los pequeños detalles que tampoco hacen la gran cosa por agregarle algo a la historia. De todas maneras, al agregarlos, los clichés se hacen más llevaderos.

Me gustó también la forma en que se desarrolla toda la historia en general, todo a su tiempo y con su debida explicación. Nada queda colgado o poco/mal explicado. Sí hubo un par de interacciones entre personajes que no me entra en la cabeza que sean posibles en la vida real, y es raro de cierta manera porque te parece demasiada ficción.

De todas maneras, en líneas generales, con sus defectos y todo, es una novela que me gustó mucho. Es como una de esas personas que siempre estás como "Uh es insoportable, reíte bien y no seas deforme" o "Sacamela de adelante que le encajo un bife que la manda de acá a China" o "Juro que dice una palabra más y la callo con una media en la boca" (True Story, comentarios dichos y/o pensados por mí, oops) pero que, al final del día, te das cuenta que si no estuvieran en tu vida no sería lo mismo. ACLARACIÓN: a las personas reales en mi vida a las que están dirigidas esas frases no las necesito en mi vida, pero sí admito que si no estuvieran, algo en mí sería diferente. Lo cual no significa que no las quiera mandar de una patada a la otra parte del mundo de vez en cuando.

Así que, como conclusión, es un libro que sí recomendaría para leer porque es rápido, copado, fácil de leer y para morirse de amor. Con este libro reivindiqué mi *últimamente* terrible instinto para elegir libros.

Puntuación: 4/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...