martes, 14 de noviembre de 2017

[Reseña #114] Heima es Hogar en Islandés, de Laia Soler

¿Puede estar tu hogar a miles de kilómetros de casa?
Ver la vida en blanco y negro no es divertido.
Laura padece una extraña enfermedad que le impide apreciar los colores, pero si últimamente su vida es gris no es solo porque sufre acromatopsia. Acaba de romper con su novio y sus padres no dejan de pelearse tras el divorcio. Por eso, decide alejarse de todo y toma el primer avión que sale del aeropuerto.
El destino la lleva hasta Reikiavik, Islandia. Allí conoce al simpático Orri, quien le propone emprender un viaje para recorrer el país con él y su no tan simpático amigo Guðjon. Quizá no sea una idea sensata, pero no es que Islandia ofrezca muchas opciones a una chica que se ha escapado de casa.
Lo que Laura nunca podría sospechar es que los dos islandeses esconden un secreto imposible de creer, incluso para alguien como ella, y que ese viaje la cambiará para siempre.
Hasta que me digné a escribir esta reseña...o cualquier reseña, para el caso. Pero bueno, detalles insignificantes, porque lo importante acá es la reseña de este libro adorable.

Leí unas cuantas reseñas y todas decían lo mismo "lo amé", "me encantó", "es único", "leélo que no te vas a arrepentir". ¿Y qué pasa cuando las expectativas son muy altas? Exacto, hay muchas más probabilidades de terminar decepcionados. Mal que me pese, es lo que me pasó con este libro. Esperaba tanto, esperaba que me gustase tanto, que terminó por no alcanzar mis expectativas. Igual ojo eh, que eso no significa que no me haya gustado, porque lo hizo, pero no fue lo mismo.

Resultado de imagen para heima es hogar en islandesPor sobre todo, me pareció un libro mágico y de lo más tierno que leí, con aspectos para morirse de amor y detalles para quedarse pensando por horas. No quiero contar mucho de la trama porque la sinopsis no revela mucho, y me parece que la mejor manera de experimentar la lectura de este libro es no saber mucho, y lo más importante, no saber EL detalle que tiene. Así que hasta acá llego con esto.

En cuanto a personajes, me gustó mucho que la protagonista tuviera una condición sobre la que nunca leí como es la imposibilidad de ver colores. Es una condición real, no es invento, y leer cómo es la vida de una persona que no puede ver colores me pareció súper interesante. Además, yo lo pensaba como estudiante de diseño gráfico y me decía "imaginate querer estudiar lo que estás estudiando pero no ver colores, ¿ahí qué hacés?". Re loco. O sea, ¿te imaginas no ver colores? Un bajón, por empezar...y por terminar también. Pero ya que hablamos de la protagonista, te cuento que me pareció bastaaaante insoportable por momentos. Tiene problemas heavys, pero pesadita como ella sola.

Un detalle de edición que amé fue que hubiera mechadas en la prosa fotos de los lugares que iba nombrando, porque mi cerebro no tiene registros de Islandia así que las fotos ayudaban muchísimo, sobre todo considerando que los paisajes de esos lugares son únicos y no es lo mismo describirlos que verlos, así te lo describa el/la mejor escritor/a del mundo. Ta bien, sí, no es verlos verlos, es por fotos en blanco y negro PERO VALE IGUAL.

Eso sí, hubo detalles demasiado convenientes para resolver algunos conflictos que me dejaron como:

Resultado de imagen para reaction pic skeptical

Pero el resto me gustó y lo disfruté bastante. ¿Podría haberlo disfrutado más? Seguro, pero las expectativas me jugaron en contra. Puede pasar.

AH PERO NO SABÉS, tengo un mini-ponele-que-storytime sobre la lectura de Heima. Era un día de cursada, y como tiene que pasar en algún momento de la vida, estaba lloviendo. No mucho, pero tampoco tres gotas locas. Así que no me mojé porque llevé campera impermeable y embolsé todo antes de ponerlo en la mochila (no, no uso paraguas porque me molesta). Hasta ahí todo bien. Ah pero el problema viene en el subte. Subo al subte, me siento, saco el libro y me pongo a leer. Como siempre, no es nada fuera de lo normal. Pasaron algunas estaciones y sube una señora con un paraguas en la mano. ¿Te ves venir lo que va a pasar? La señora no tuvo mejor idea que sostenerse del caño de arriba con paraguas en mano, dicho paraguas claramente mojado y chorreando. Así que por las fuerzas de gravedad y mi poca suerte de ese día, me salpicó el libro. Me. Salpicó. El. Libro. Y yo me quedé dura sin saber qué hacer. ¿Le tiro con algo, la mando al lugar sobrepoblado, la miro horrible? Pero no me salió hacer nada más que correrme el auricular para escucharla si me pedía perdón, cosa que NO HIZO. Lo único que hizo fue darse cuenta, agarrarse su cartera y alejarse. Señora maleducada. Pero por suerte tenía al lado a un chico salvador de libros que me dio un pañuelito para secar el libro en cuanto se dio cuenta que se había mojado. Un amor.

Así que sí, con storytime y todo, fue un libro que disfruté y que me pareció súper tierno, con uno de los mejores roadtrip que leí. Esperaba más, pero me gustó igual.

Puntuación: 4/5 estrellas

4 comentarios:

  1. Hola!!
    Este libro me encantó, una historia preciosa.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Xime!
    También vivo viendo reseñas increíbles de este libro, pero lo pintan tan genial que ya no sé qué creer.
    Y a vos te pasaba lo mismo... y te gustó... entonces supongo que tendría que darle una oportunidad.
    Además, entre nos, las ediciones de neo son preciosas. Así que mal a mi biblioteca no le haría tenerlo entre sus estantes.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juli! Uf, lo que tardé en contestar...perdón :( pero volviendo al libro, siempre se puede intentar y ver qué onda, cuanto mucho será una decepción más... ah no colaboraba para nada jajaja siiiiii las ediciones de neo son pre cio sas <3 Besos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...