martes, 26 de diciembre de 2017

[Reseña #116] All The Crooked Saints, de Maggie Stiefvater


Una cosa que todo el mundo quiere: un milagro.
Una cosa que todo el mundo teme: lo que se necesita para conseguir uno.

Cualquier visitante de Bicho Raro, Colorado probablemente encontrará un paisaje de santos oscuros, amor prohibido, sueños científicos, búhos locos por los milagros, afecciones distanciadas, uno o dos huérfanos, y un cielo lleno de estrellas observantes.

En el corazón de este lugar encontrarás a la familia Soria, quiénes tienen la habilidad de llevar a cabo inusuales milagros. Y en el corazón de esta familia hay tres primos que desean cambiar su futuro: Beatriz, la chica sin sentimientos, que sólo quiere ser libre de analizar sus pensamientos; Daniel, el Santo de Bicho Raro, que lleva a cabo milagros para todos menos para él; y Joaquin, que pasa sus noches produciendo un programa de radio bajo el nombre Diablo Diablo.

Todos están buscando un milagro. Pero los milagros de Bicho Raro nunca son lo que esperas.


En cuanto supe que iba a salir un nuevo libro de Maggie Stiefvater, empecé a rebotar por paredes y arrastrarme por pisos y colgarme de techos, porque finalmente tendría una nueva historia suya que leer, después de pasarme años y años con las mismas. A ver, amo todos sus libros, amo releerlos, amo todo lo que tenga que ver con ellos, ¿pero tener una nueva historia con la que obsesionarme? #emociónpormil

¿Qué? ¿Esperás que diga que me decepcionó? Porque no lo hizo, para nada. The Raven Cycle siguen siendo mis preferidos y dejaron la vara muy alta, pero de todas maneras me encantó éste. No me volvió loca, pero tiene todo lo que espero de un libro de Maggie, y eso es lo que amo.

Como siempre, Maggie tiene esa habilidad de lograr que pasen dos cosas: te encariñes muchísimo con los personajes, y que sus historias tengan un aura mágica y misteriosa. No sé cómo hace ninguna de las dos, pero son de sus principales características como autora. 

Resultado de imagen para all the crooked saintsLos personajes son entrañables, cada uno con sus personalidades tan distintas pero tan parecidas al mismo tiempo, que se meten en tu corazón y no hay manera de sacarlos. En particular, me cayó mejor que todo el resto el que viene de afuera buscando no un milagro, sino una simple camioneta: Pete. Es un pan de Dios que merece protección del mundo y muchos, muchos abrazos. Pero claro, el resto no se queda atrás. Los primos Soria tienen una dinámica admirable, a la que cada uno sabe aportar su granito de arena con lo que mejor sabe hacer. También tenemos a Tony, compañero de viaje de Pete por casualidad, que busca su propio milagro, al resto de la familia Soria, y obvio que obvio, a los peregrinos, que de peregrinos no tienen nada porque se quedan cada vez más tiempo en Bicho Raro en vez de apurar el trámite y tomarse el palo una vez que su milagro está completo. Son muchos personajes, pero cada uno obtiene su momento y podemos conocerlos, a algunos más, a algunos menos, pero a todos.

Resultado de imagen para all the crooked saintsAlgo que también amé es que está plagado, PLAGADÍSIMO, de metáforas. Como dije varias veces pero repito porque nunca viene mal, me molesta cuando las metáforas son tan rebuscadas que sabés que hay algo más profundo para entender pero no lo cazás, y te deja sintiendo como una idiota porque no la entendiste. Me pasó un par de veces, y no es un sentimiento que disfrute en ningún aspecto de mi vida, menos que menos en la lectura. Así que fue un alivio ver que las metáforas son claras pero también profundas, combinando todo de manera perfecta para que sea entendible y al mismo tiempo con un segundo nivel de comprensión. Y dentro de esto mismo es que viene también enganchada la vuelta de rosca que le dio al tema salud mental, que me pareció de los detalles mejor logrados de todo el libro. Síntomas disfrazados de misterio y cierto grado de magia sin llegar a romantizarlos.

Resultado de imagen para all the crooked saintsHablemos de las historias de amor en este libro. Ay, por favor, Maggie, contame tu secreto. El slow burn y la sutileza que maneja es desesperante (en el buen sentido). Va creciendo y creciendo de a poco, los ves acercarse, querés empujarlos juntos, seguís esperando que se den cuenta lo mucho que quieren estar con el otro, hasta que pasa y te explotan los fuegos artificiales adentro. YES.

Lo único que puedo reprocharle, y tampoco demasiado, es la similitud que no pude evitar notar en cuanto a los pájaros, que en vez de ser cuervos, son búhos, y con un poco de más de protagonismo que en The Raven Cycle. Pero como dije, no demasiado, porque te metés tanto en la historia que te deja de importar al poco tiempo.

En conclusión, es un libro que amé, que reafirma que Maggie es mi autora favorita de todos los tiempos, que en mi opinión no le llega ni a los talones a The Raven Cycle pero que se mantiene en pie por sí solo como un campeón. Recomendable totalmente, con el pequeño detalle de que está sólo en inglés por ahora. Ojalá lo traduzcan pronto.


Puntuación: 5/5

4 comentarios:

  1. Acá reportándose otra fans de Maggie *-*
    ¿Por qué las historias de esta mujer parecen tan raras y únicas? La sinopsis ya es atractiva y tu reseña....ainsss que ganas de leer este libro. Y ya te había comentado que no soy para nada del instalove así que otro punto a su favor.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. FANS DE MAGGIE, CHÓCALA. Leelo leelo leelo que es muy copadoooo, contame si lo lees en algún momento, besos!

      Eliminar
  2. Holaaa
    Me encantaría leerlo, la autora me gusta mucho^^
    La portada me tiene enamorada jeje
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Espero que puedas leerlo pronto, vale la pena (y con esa portada todavía más), besos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...