sábado, 20 de enero de 2018

[Book Tag #18] ¡Hamilton! (última parte)

¡Hola!

Finalmente, acá está la última parte del tag de Hamilton, que tanto se estiró sin quererlo. Esta vez va a ser un tanto más largo porque son tooooodas las últimas canciones, que en vez de ser 10 como lo fueron hasta ahora, son 16, pero espero que puedas disfrutarlo de todas formas (y escuchar canciones de un musical, que nunca viene mal).



Esta vez algunas de las canciones no tienen la traducción al español porque no están en YouTube :( así que puse la letra en inglés, que fue lo que encontré (¡perdón!).

31. Washington On Your Side


9025186
It must be nice, it must be nice, to have Jace Wayland on your side 💪 (Usé Wayland porque es el que más rima de todos, oops). Así que sí, ésa es la razón por la que elegí este libro: me imaginé a la Izzy del primer libro cantándole a Clary que debe ser genial tener a Jace de su lado pero bien sarcástica, porque antes estaba "del lado" de los Lightwood y PUM llegó la pelirroja a dar vuelta todo.






32. One Last Time


17316303
El título de la canción lo dice: una última vez. Por eso es que elegí este libro, porque la historia trata sobre contar la historia de por qué rompieron una última vez, y al mismo tiempo contar las últimas veces que hicieron tal o cual cosa. Me vino como anillo al dedo.

Reseña






33. I Know Him


11614718
Para esta elección me basé en la frase "That poor man, they're going to eat him alive" (Ese pobre hombre, se lo van a comer vivo) para referirme a Lena, pero a la Lena del principio, porque ay nena, cuando te vean los rebeldes...






34. The Adams Administration


13455782
La canción habla, sobre todo, sobre la locura que le agarra a Hamilton, por lo que me pareció que re iba con Shatter Me por lo fuera de control que está Juliette en este primer libro, donde todavía no conoce sus poderes, tiene miedo de sí misma y piensa que se merece todo lo que le pasa, que no son sentimientos tan Hamilton, pero sí tienen en común que están fuera de control.




35. We Know


22609310
"Lo sabemos", "Confesar"...hmm, ¿qué podrán tener en común?












36. Hurricane


18522643
Me colgué de una frase sola PERO VALE IGUAL. Cerca del final, dice "esta es la única forma en que puedo proteger mi legado", y si ya leíste el libro, ya sabés de qué hablo, y si no lo leíste todavía, hay una escena específica que demuestra la única manera en que se puede proteger "el legado" *se va a llorar a un rincón*






37. The Reynolds Pamphlet


78392
El panfleto Reynolds fue en el que Hamilton destrozó la reputación que tenía, y oh oh, ¿qué pienso que le pasó a Cielo Latini con su libro? LO MISMO. Cielo Latini es una autora que detesto por los mensajes que tienen sus libros, por la manera que tiene de contar historias sin condenar actos que deberían ser condenados para que quede claro: esto no es así. Pero no lo hace en ningún momento, y los dos libros que leí suyos fueron un desastre atrás de otro. Y mirá que no me gustan hablar así ni de libros ni de autores pero esto me supera. Espero que haya podido reinvindicarse un poquito con la película, pero como no la vi, no puedo decir nada.



38. Burn


33845081
Eliza quiere que Alex arrrrrrda por haberla engañado, y lo mismo quiere Hannah, pero con todas las personas que ella considera que son responsables de su muerte, por lo que manda las cintas que ya todos conocemos gracias a la serie de Netflix. Sería una canción muy Hannah si Por Trece Razones fuera un musical (?)






39. Blow Us All Away


6304335
La canción habla principalmente del potencial que tiene Phillip, el hijo de Hamilton, y de cómo les va a volar la peluca a todxs. Casualmente, es lo mismo que pasa con Lena, que se sabe tiene un potencial enorme, y se lo hacen saber todo el tiempo (con la diferencia de que Phillip SE MUERE).




40. Stay Alive (Reprise)


26309399
¿Soy muy mala si relaciono una canción que dice que una persona se mantenga con vida, con Bajo La Misma Estrella? Porque ya lo hice *le tiran con una silla*








41. It's Quiet Uptown


12995861
Hamilton trata de hacer lo inimaginable, y a que no sabés qué pasa en este libro. Sí, adivinaste, lo inimaginable... en realidad no tanto, porque sí lo imaginamos, pero me entendiste.








42. The Election of 1800


15771654
La canción trata sobre una alianza improbable, y con esas palabras pueden venirse muchos libros a la cabeza, pero a mí me llegó volando Legend, y la alianza que deben entablar June y Day si quieren lograr sus respectivos cometidos.






43. Your Obedient Servant


11808950
El sirviente obediente (¡já, rimó!) dice la canción, y este libro es el perfecto, porque el protagonista masculino es algo así como un sirviente, pero un sirviente de un tipo un tanto...extraño. Es hijo de un ángel caído, y su servicio a su padre es atraer a gente al peligro. Tan, tan, taaaaan.







44. Best of Wives and Best of Women


18798983
Creo que sería una canción que Khalid le cantaría a Shazi, porque claro, tiene que ser la mejor esposa si es la primera a la que no mata en la primer noche, ¿no?







45. The World Was Wide Enough


17234658
Es que no lo pude evitar, incluso si el tema de la canción no tiene nada que ver con el del libro. Si el título significa "El mundo era lo suficientemente grande" y tengo un libro que trata sobre dimensiones paralelas y multiversos... lo tenía que hacer, qué te puedo decir.








46. Who Lives, Who Dies, Who Tells Your Story


25014114
Y con éste libro le doy el cierre perfecto al tag. Un musical perfecto con el libro perfecto con la canción perfecta, TODO PERFECTO. Si todavía no leíste este libro, no sé qué estás esperando. Pero eso sí, preparate para sufrir, así como sufrís una vez que terminás de escuchar todo el soundtrack y te tiran esta canción y el coro de "the orphanaaaaage". PARA MORIR.







Y terminamosssss. Uff, éste costó eh, pero como dije al principio, espero que lo hayas disfrutado. ¿Quién sufre conmigo porque no puede ir a ver Hamilton?

¡Nos leemos el martes!

martes, 16 de enero de 2018

3 formas de sobrevivir un bloqueo lector

¡Hola, hola! ¿Cómo estás? Espero que no con bloqueo lector, pero si lo estás, entonces este es el post para vos.


Hay diversas razones por las que el bloqueo lector o reading slump nos ataca, se nos cuelga del cuello y no se suelta por más que lo empujes y le hagas cosquillas para que afloje (?) Estrés, demasiados libros que no disfrutamos, un libro que disfrutamos demasiado y no nos deja ir...en fin, como dije, diversas razones.

Pero no siempre tenemos idea de cómo sacárnoslo de encima. ¡Y es que es complicado! Es este conflicto mental en dónde un lado de tu mente te dice que agarres un libro y leas porque querés disfrutar de una buena historia, pero el otro lado dice que no tenés ganas de nada, que no estás de humor para ningún género, ves los títulos o las tapas de los libros que tenés disponibles y no querés arrancar ninguno. Es toda una lucha.

Así que preparé toda una listita (de tres puntos, pero listita al fin) con consejos de lo que fui aprendiendo a lo largo del tiempo. Puede lo que me funcione a mí no te funcione a vos, y haya algo que a vos te funcione que a mí no, pero intentemos ayudarnos entre todos, ¿te va?

1. Intentá identificar qué es lo que está causando el bloqueo
¿Por qué no querés leer? ¿Es que estás cansadx todo el tiempo y no tenés energía? ¿Es que no encontrás nada que te llame la atención? ¿Es algo más profundo que eso que sale a la luz como bloqueo lector?

Resultado de imagen para bloqueo lectorHace un tiempo me pasó, por ejemplo, que me bloqueé y no quería leer nada y cualquier cosa que agarraba la dejaba porque tenía que escribir un montón de reseñas, entonces me decía que era un simple bloqueo, cuando era la presión de tener reseñas pendientes. En otro momento, hace poco, me pasó que casi casi entro en bloqueo porque no daba más de la facultad. Era el estrés. Tenía que entregar trabajos, preparar finales, estuve al borde de recursar una materia por falta de tiempo y que no me salía lo que yo quería (en mi facultad tenemos que aprobar tres trabajos prácticos por cuatrimestre, si no aprobás, vas a recuperatorio, y si desaprobás el recuperatorio, recursás), tenía que andar poniéndome de acuerdo con una compañera para un trabajo en grupo, estaba mandando de acá para allá mi CV para ver si conseguía algo antes de fin de año... como notarás, me llené de cosas y la cabeza no me daba más, por lo que sentía que en cualquier momento no iba a poder leer nada. Fue ahí que empecé a implementar el segundo consejo.

(Entregué todos los trabajos a tiempo, aprobé con 9 y 10 todos los finales, aprobé la materia que podía llegar a recursar, logramos el trabajo en grupo y conseguí una pasantía, a pesar del estrés las cosas salieron bien).

2. Releé libros que ya sabes que amas
Resultado de imagen para bloqueo lectorSi estás bloqueadx, intentá releer los libros que disfrutaste muchísimo, en lo posible, ésos que siempre te emocionan cada vez que los leés, o que te hacen sentir mejor. Ya sabés que te gustan, así que no hay posibilidad de errarle. Ya conocés la historia, así que no tenés que andar aprendiendo todo de un mundo nuevo. Y en una de ésas, podés salir del bloqueo y seguir adelante con las lecturas que siempre tenemos pendientes. Ojo, que es un arma de doble filo. Sabés que vas a disfrutarlo, pero si ves que te está frustrando peor porque tampoco podés avanzar, entonces dejalo, y avancemos al tercer tip.

3. Dejalo fluir
No te obligues a salir del bloqueo. Si ya lo intentaste todo y nada funciona, entonces dejá que el bloqueo pase solo. Que fluya, que no vale la pena hacerse mala sangre por cosas sobre las que no tenemos completamente el control (y sobre las que no tenemos nada de control, ni te cuento). Seguramente haya una causa detrás del bloqueo, y por lo general, pasa con el tiempo. Personalmente, mis bloqueos suelen durar un mes como máximo, así que sigo con mi vida, sin leer, hasta que llega un momento en que quiero correr a mi biblioteca porque no aguanto un segundo más sin un libro en mis manos.

Y eso es todo. ¿Qué te parece, te ayudó? ¿O no te dije nada nuevo? Porque también puede ser que ya hayas aprendido estos tips, nunca se sabe, pero espero que te haya ayudado al menos un poquito.

¡Sigamos luchando contra el bloqueo lector, y nos leemos el sábado!

sábado, 13 de enero de 2018

Conociendo autores #7: ¡Esther Sanz y Madeleine Roux!

¡Hola, hola!

Soy un desastre chicxs... ¡me había olvidado de esta sección! Pero está de vuelta, y a tiempo para terminar con los autores que conocí en la Feria del Libro del 2017, y este año poder escribir (con algo de suerte) muchas entradas más después de la Feria de este año. No te puedo explicar lo que estoy esperando poder escribir (uff, cuatro verbos juntos...¿se puede eso?) la entrada de cuándo conozca a Maggie Stiefvater. Quiero que pase yayaya.

Pero hoy no nos estamos centrando en eso, sino en Esther Sanz y Madeleine Roux, autoras de Si el Amor es una Isla y Asylum, respectivamente (entre otros).

El año pasado hice unos mini-pósters con frases de los libros de los autores o autoras que iba a conocer (podés verlos en mi Instagram, bajando bajando hasta llegar a mayo del año pasado), entonces, tuviera su libro o no, tenía algo que firmar. Al menos como un recuerdo de haberlxs conocido. Pero hubo algún que otro pequeño conflicto...

Empecemos con el encuentro con Esther Sanz, o como me gusta llamarlo, "soy una caradura y esto no lo vuelvo a hacer NUNCA".



No leí nada de Esther Sanz. Sip, nada de nada nadita. Así y todo hice póster, fui y le pedí que me lo firme. En esta fila fue que conocí a Agus, y descubrí que también le gusta Maggie Stiefvater. En dos minutos arreglamos juntarnos para la firma que nunca pasó, ¿capaz se da este año? En fin, la fila era re corta, así que me quedé esperando mientras mi hermana hacía la fila de Cecelia Ahern, que era más larga, así que me daba tiempo de llegar a las dos. Esperé unos, no sé, ¿veinte minutos? No fue mucho. Cuando llegué a ella, estaba en un escritorio y vos te sentabas al lado. La saludé, me senté, y le puse el póster enfrente. Me dijo que le gustaba mucho.

Ahí fue que abrí la boca de más.

Verás, mi honestidad a veces se transforma en sincericidio, y este fue el caso. Le dije que no había leído ningún libro suyo pero que había hecho el póster porque quería conocerla. Le cambió la cara no sabés cómo, y no es para menos. Una persona va a una firma de un autor o autora porque conoce su obra y la disfrutó, y no hacer la estupidez que hice yo de no haber leído nada pero querer una firma sólo porque sí. Así que la vergüenza me carcome hasta el día de hoy, pero de todas formas nos sacamos una selfie y ella me firmó el póster. Le habrá cambiado la cara pero la buena onda no se fue nunca.



Así que desde ese día me dije que nunca más iba a ir a una firma de un autor/a del que no hubiese leído al menos UN libro. Es sentido común, pero a veces tenemos que aprender algunas cosas a los golpes.

Por suerte, no fue lo que pasó con Madeleine Roux. De ella sí había leído sus libros, me había leído toda la trilogía Asylum para estar lista y, en caso de que me gustasen, comprármelos ahí en la Feria y que me los firmase. ¿Leíste mi reseña de Asylum? Te la dejo acá por las dudas, pero la cuestión es que NO ME GUSTÓ. Y yo ya había hecho el póster. Ahora, eso es lo de menos, porque en todo caso me lo quedaba y listo. El tema es que me súper gustó cómo quedó ese, y quería que lo firme de todas formas. No iba a cometer el mismo error que con Esther, eso obvio que no, simplemente quería que lo viera.

El problema llegó cuando, al ir a ver la fila, era ETERNA. Bah, como lo son generalmente, pero ese día teníamos que hacer otra cosa, y si nos poníamos en esa fila, no terminábamos más. Así que junté coraje y me fui al principio de la fila, para esperar a que llegue, llamarla y dárselo. A esta altura no buscaba que lo firme, sino que lo tuviera ella. Por eso me fui al principio de la fila, porque era sólo darle un papel (de mayor gramaje, pero papel al fin). Si hubiera sido firma no me daba la cara porque es una falta de respeto a los que están esperando, y es una cosa horrible saltarse filas. Solo darle el póster no tomaba tiempo, no le robaba tiempo a lxs que estaban primerxs, y yo me iba contenta.

Cuando llegó y se acomodó, te imaginarás que se acumuló mucha más gente alrededor mío y empezaron los empujones. Ya había acomodada una cinta así que no es que podía ir más lejos. O sea que no me iba a escuchar si la llamaba, no llegaba a dejárselo en la mesa, y claramente no se lo podía revolear (?)

Por segunda vez, junté coraje y le pegué el grito a Leo Teti, editor de V&R, que estaba ahí ayudándola a acomodarse y organizando. Dentro del caos, me escuchó, así que le pedí si se lo podía dar, que no quería que lo firme ni nada, sólo que se lo diera. Así hizo, ella me vio, me sonrió, me agradeció, y yo me fui súper contenta. Y no sólo eso, sino que cuando volví a casa, lo subí a Instagram etiquetándola, y le puso Me Gusta. Fue el pack completo.

(La primera de la lista)

Así que en conclusión, fueron dos encuentros súper lindos que llevo en mis recuerdos siempre, y el tema de los pósters es algo que espero poder repetir este año... pero con autores y autoras de los que leí su obra.

¡Besos y nos leemos el martes!

martes, 9 de enero de 2018

[Reseña #117] Anna and the French Kiss, de Stephanie Perkins

La Torre Eiffel, Amélie y un montón de reyes que se llaman Luis. Esto es todo lo que Anna conoce de Francia. Por eso, cuando sus padres le anuncian que pasará un año en un internado de París, la idea no acaba de convencerla.
Pero, en la Ciudad del Amor, conoce al chico ideal: Étienne St. Clair. Es listo, encantador y muy guapo. El único problema es que también tiene novia. ¿Conseguirá Anna el ansiado beso de su príncipe azul?
El humor y la tensión que se respiran página a página en el debut literario de Stephanie Perkins te atraparán y te llegarán al corazón.

domingo, 7 de enero de 2018

Aprendí a dejar libros

Fue hace relativamente poco, tampoco creas que dejo libros desde que aprendí a leer porque no, pavadas no. De los que recuerdo haber leído de más chica, el único que dejé fue uno de los de Narnia (el primero, que nunca me acuerdo el nombre), ¿pero después? Tenía que estar extremadamente aburrida para dejar un libro (ejemplo: 1984). Y no era justo para mí misma, porque me forzaba a leer historias que no estaba disfrutando, a vivir aventuras con personajes que, si hubiera tenido la oportunidad, habría empujado por algún acantilado, y nunca está bueno obligarse a hacer cosas que no son necesarias. Uno lee porque lo disfruta, porque elige hacerlo, porque quiere, y si ya no querés leer un libro, ¿por qué lo hacés?

¿Por qué lo hacía, entonces? Porque me negaba a dejar libros sin terminar, me negaba a decirme a mí misma "Te aburrió y lo dejaste, y ahora nunca vas a saber cómo termina", me negaba por alguna razón que todavía no termino de entender del todo. Es como un pecado para algunas personas dejar libros. Lo era para mí, sin ir más lejos. Pero no tiene ningún sentido. Ninguno.

¿Te aburre un libro? Dejalo para otro día. ¿Lo agarraste otro día y sigue sin gustarte? Donalo, regalalo, vendelo, deshacete de él. ¿Pensás que tal o cual libro no es para vos? Si no lo es, no lo es. Creo que forzar las cosas tiene el efecto contrario la mayor parte de las veces, y que si no fluye, no fluye. Lo aplico en mi vida en todos los aspectos en que tenga sentido hacerlo, y la lectura es uno.

Pero costó eh, apa que costó. Es difícil deshacerse de los malos hábitos, ¿viste? Puede ser también que empecé a encontrarme con libros que no soportaba para nada y que necesitaba dejar por mi salud mental (?) (ejemplo: Lucky In Love, de Kasie West, el más reciente), pero lo importante de todo esto es que aprendí. Aprendí nomás, y ahora ya no sufro por tener que terminar un libro.

¿Pienso que puede mejorar? Dale que va, seguimos un poco más. ¿Quiero ver cómo termina? Bueno, le ponemos onda. ¿Ninguna de las anteriores? Nos vimos, libro querido.

Dejemos de forzarnos a terminar libros que no soportamos, que no nos hace bien, no está bueno, y no nos deja leer los libros que sí nos interesan. Forzarse a terminar libros nos hace perder tiempo, pasarla mal, y encima, capaz que como consecuencia terminas en un reading slump horrible (true story).

¿Y cómo lo hice? Irónicamente, forzándome a dejarlos. Pero no me parece que forzarnos a dejar algo sea malo, si ese algo nos hace mal (lección de vida por ahí escondida también). Si la estás pasando mal y no hay nada que te obligue a seguir haciéndolo, entonces dejá de hacerlo porque ya bastantes conflictos hay por la vida (incluyendo los botones de bombas nucleares de Estados Unidos y Corea del Norte...) como para, encima, forzarse a terminar un libro que no estamos disfrutando. Y si no querés dejarlo del todo, dejalo por unos días, unas semanas, unos meses, hasta que tengas ganas de arrancarlo de nuevo. Y si ves que esas ganas nunca llegan...ya sabés lo que tenés que hacer.

Así que sí, a forma de conclusión, te tiro lo que para mí es la posta: BASTA DE ESA NOCIÓN DE NO PODER DEJAR LIBROS. HAGAMOS LO QUE SE NOS DÉ LA GANA. HAGAMOS LO QUE NOS HAGA FELICES. He dicho.

martes, 2 de enero de 2018

[Wrap Up] ¡Diciembre 2017!

¡Hola, hola!

Ya se nos fue el 2017, dejamos lo malo atrás, recordamos lo bueno y seguimos avanzando, porque queramos o no, no tenemos opción. Así que arranquemos el 2018 con todo, pero antes, hablemos un poquiiito más del año pasado, con el último wrap up del 2017.

El mes pasado leí 7 libros, que considero bastante pensando en el mes que tuve, que incluyó primero los finales, después empezar una pasantía, y por último, las fiestas. Siete libros entre todo eso me parece bastante, no sé a vos, y ahora te cuento qué me parecieron.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...